Soccer: negocio multimillonario que no sacrifica ganancias por seguridad

Soccer: negocio multimillonario que no sacrifica ganancias por seguridad

Lunes 14 De Marzo De 2022
Brenda Macías

Las personas que integran las barras y porras del futbol en México no son la causa de los problemas de violencia en el país sino que sirven como “chivo expiatorio” frente al crimen organizado, la pobreza, el consumo de drogas en Estados Unidos, asuntos que muchos medios y gobiernos no quieren o no pueden enfrentar, expuso el Dr. Roger Magazine, director del Departamento de Ciencias Sociales y Políticas de la IBERO y estudioso del tema desde hace más de 25 años.

El Dr. Roger Magazine compartió su análisis luego de que el pasado 5 de marzo de 2022, en el estadio Corregidora de Querétaro, se suspendió el partido entre los Gallos Blancos del Querétaro y el Atlas del Guadalajara por una gresca que no pudo ser contenida por los elementos de seguridad y por la falta de protocolos, y dejó a más de 20 lesionados. 

De acuerdo con datos del INEGI, entre enero y junio de 2021 se cometieron en México 13 homicidios diarios por cada 100 mil habitantes, sin contar los no reportados y desaparecidos. Estas cifras ubican a México entre uno de los países más violentos del mundo.

Lo que pasó en el estadio Corregidora es preocupante y se debe actuar en consecuencia para frenar la impunidad, pero es un hecho aislado ante la avalancha de violencias que padece México: “Es muy lamentable lo que ocurrió pero no debemos exagerar ni olvidar el contexto nacional”, precisó el académico.

En su videocolumna publicada en el canal de YouTube de la División de Investigación y Posgrado, el Dr. Roger Magazine recalcó que el futbol es un negocio multimillonario que no sacrifica ganancias, no invierte en seguridad ni en protocolos. En este tenor, el Dr. Roger Magazine refirió que los medios de comunicación declararon a priori a los barristas como culpables de lo ocurrido sin observar el papel que “no” jugaron quienes se encargaban de la seguridad. 

Las personas que integran las barras y porras en México mayormente son hombres jóvenes que con frecuencia son discriminados por su apariencia y por ser quienes son. “Sin embargo, no son criminales ni forman parte del crimen organizado. Son ciudadanos y consumidores con derecho a la presunción de inocencia”, subrayó el profesor.

Incluso, de acuerdo con la experiencia de más de 25 años sobre este tema, el Dr. Roger asegura que quienes integran las barras han mostrado voluntad para llegar a acuerdos y crear protocolos de seguridad para evitar que la pasión se desborde dentro y fuera del estadio, pero son ignorados por las autoridades locales, estatales, la Federación Mexicana de Futbol y los clubes.