La IBERO revalora la enfermería mexicana en el contexto de la pandemia

La IBERO revalora la enfermería mexicana en el contexto de la pandemia

Martes 11 De Mayo De 2021
Gabriel Lara/DInvP

El gremio enfermero es el más vasto del sector salud y el principal frente de cuidado de la población hospitalizada, pero su labor sufre de una profunda infravaloración. En la IBERO, un equipo de académicxs, artistas y enfermeras busca cambiar este paradigma, mediante el proyecto de investigación: "Enfermería visible, enfermería invencible".

La enfermería violentada

Las enfermeras se cuentan por millones en el mundo. Son el gremio más vasto y diverso del sector salud. En México hay casi 500 mil personas dedicadas a la enfermería. Tan solo el IMSS cuenta con 131 mil enfermeras adscritas. La proporción es de 3.9 enfermeras por cada mil habitantes. En el Reino Unido hay 500 mil para 66 millones de habitantes, la mitad de la población de México.
Es razonable decir que, en varios sistemas médicos nacionales, no solo el mexicano, las enfermeras son consideradas trabajadoras de segunda categoría. Esto quizá se deba a que, en la lógica capitalista, la vastedad del cuerpo de enfermería determina su desventaja en la repartición de recursos: si son muchas, son también reemplazables y no es necesario protegerlas laboralmente como a los médicos generales o de especialidad.
Por esto, los prejuicios contra las enfermeras sean de sexo y desempeño académico, pero también de clase: son el brazo pobre y reemplazable del sistema médico. No sorprendentemente, "el 80% de las agresiones registradas de marzo a junio [de 2020] ha sido hacia el personal de enfermería y, en particular, contra mujeres". Son un grupo vulnerable.
A los prejuicios de clase y de sexo, hay que sumar otro: que la ciencia que ejercen es "blanda", o sea, atravesada por las humanidades. Los cuidados, relegados a las mujeres, se le achacan a un sujeto simbólico frágil, cuando el cuidado requiere de grandes fortalezas. No solo se le ha negado parte del conocimiento médico a las enfermeras: se ha menospreciado aquel que ejercen.
Pero la labor enfermera es tan determinante como otras. Es el principal frente de cuidado de la población hospitalizada, ya sea por COVID-19 o cualquier otro padecimiento. (Los cuidados clínicos son una importante defensa contra el virus). Las enfermeras innovan: compilan información, cultivan la observación, evalúan continuamente la salud de las personas. Su trabajo permite elaborar diagnósticos más finos durante el proceso de hospitalización. La enfermería, sin embargo, ha sido conferida de un aura de filantropía y moralidad misógina cuando en realidad se trata, como cualquier oficio, de un conjunto de técnicas.
Esta disparidad entre labor y la gratificación ha llevado a muchas a cuestionarse el valor simbólico del oficio. ¿Son las enfermeras mártires, heroínas o simples profesionistas? La discusión no se ha tenido en México con el debido rigor. En el imaginario colectivo las enfermeras difícilmente escapan de un vergonzoso triángulo de estereotipos cuyos vértices son la mujer santa, el objeto sexual y la mujer sádica. Ah, y si un hombre ejerce la enfermería, seguramente es homosoexual. En los Estados Unidos, otro estereotipo sobre la enfermería es el de mediocridad académica.

En la IBERO, un proyecto de educación, visibilización y sensibilización busca cambiar estos paradigmas simbólicos que repercuten en la vida material de las y los enfermeros.


Educar es sensibilizar


Enfermería visible, enfermería invencible es un proyecto de investigación y comunicación para visibilizar el quehacer crucial de la enfermería mexicana, especialmente en el contexto de la pandemia de COVID-19.


El responsable del proyecto es el Dr. Pablo Martínez Zárate, profesor investigador del Departamento de Comunicación y coordinador del laboratorio de fotografía y la Maestría en Cine. El trabajo cuenta con las participaciones del Laboratorio Iberoamericano de Documental de la IBERO y de la Red de Enfermería Mexicana, organización que nació con el fin de conectar "profesionales de enfermería con la comunidad, instituciones u otros profesionales de la salud para proponer soluciones a problemas prioritarios de salud en la población y estrategias de cuidado". Puedes visitar el sitio oficial de la REM aquí.


Enfermería visible se compone de dos ejes de trabajo. El primero es de índole educativa y cuenta con una plataforma digital con material de entrenamiento de enfermería para la prevención y control de infecciones por COVID-19 entre el personal de los hospitales del país. Cuenta con un documento intitulado 15 reglas de oro, sobre las principales lecciones sobre infección hospitalaria, y un compendio técnico-sanitario de manuales de la Secretaría de Salud Pública y otras instancias oficiales para el manejo de equipo de protección personal, materiales, pacientes y defunciones por COVID-19 en todas las áreas del ámbito comunitario y hospitalario.


La segunda rama de este proyecto busca atender la falta de visibilidad y sensibilidad en torno al cuerpo de enfermería. Esta vena comunicativa tiene tres componentes:
* Invencible, un podcast de 12 episodios lleno de historias sobre la batalla que está llevando a cabo la enfermería mexicana como frente de cuidado y contingencia del COVID-19. Invencible ya está disponible en Spotify y Soundcloud.
* Una historieta digital para sensibilizar al público acerca del valor, competencias, prácticas profesionales y roles que desempeñan los profesionales de enfermería dentro del equipo de salud.
* Un trabajo audiovisual compuesto por breves clips documentales con testimonios, entrevistas y seguimientos de personajes clave. Si deslizas hacia abajo podrás ver un adelanto de este documental.


Tres (o cuatro) estereotipos


Uno de los detonantes de este proyecto ha sido la forma en que las enfermeras suelen ser retratadas en la cultura popular. De acuerdo al Dr. Pablo Martínez Zárate y la Mtra. Montserrat Villanueva Borbolla, la imagen de la enfermera parece estar atrapada en un triángulo de estereotipos: la santa, la autoritaria o sádica y el objeto sexual. A continuación ofrecemos algunos ejemplos de estas actitudes culturales frente a la enfermería:
· Animaniacs (1993-1998). En la famosa serie animada, producida por Steven Spielberg, uno de los personajes recurrentes es una enfermera anónima que se ajusta a lo que en el sitio TV Tropes definen como "las mujeres verdaderas tienen curvas".


https://youtu.be/oWpByyG3cyQ


· Atrapado sin salida (Milos Forman, 1975). Uno de los principales personajes de esta película es la enfermera Ratched, cuya imagen oscila entre el compromiso total con su trabajo y el autoritarismo. Este tipo de personaje femenino es conocido en inglés como battle-axe (hacha de guerra), un término que alguna vez significó mujer combativa, pero que hoy está más asociado con el despotismo y la crueldad. Los valores de la enfermera Ratched parecen compaginar con el sistema semi-penitenciario del manicomio descrito en aquella película. Dice mucho de la percepción de este personaje que, en 1975, el público se haya parado de sus asientos y aplaudiera cuando la enfermera Ratched es estrangulada al final de la película, según recuerda Louise Fletcher, intérprete de la película, quien dice haberse inspirado en el presidente Richard Nixon en la preparación de su papel.
https://youtu.be/smJ5PAThlMo


· Enfermeras angelicales. En una columna de 2004 publicada por el American Journal of Nursing, la enfermera Margaret C. Belcher criticaba la imagen de la enfermera como una mujer que se sacrifica por sus pacientes. "Lo que es verdaderamente noble y benéfico es ser la primera en comer cuando se tiene hambre y en descansar cuando se está agotada. Pero la verdad es que muchas enfermeras no van siquiera al baño cuando lo necesitan". En su columna, Belcher cita el episodio 14 de la octava temporada de Justicia militar, significativamente intitulado "Todas somos ángeles".


https://youtu.be/DkNYNrBZQJI
· A las observaciones de los investigadores, habría que añadir otro estereotipo: el del hombre enfermero homosexual. De acuerdo a este artículo, el discurso machista que privilegia la masculinidad y margina la homosexualidad ha dado pie a este estereotipo. Un buen ejemplo, si bien usado con cierto filo irónico, se puede encontrar en la película La familia de mi novia, donde Ben Stiller interpreta a un enfermero cuya familia política le hace mofa por su supuesta falta de virilidad y mediocridad académica.
https://www.youtube.com/watch?v=4rcAwi2ocqc&ab_channel=Lorenis9

Ver el cortometraje completo aquí: