La Dra. Adriana Flores lanza SOS ante abandono y poco cuidado del agua

La Dra. Adriana Flores lanza SOS ante abandono y poco cuidado del agua

Viernes 09 De Abril De 2021
Brenda Macías/DInvP

Urgente, atender la Iniciativa ciudadana de Ley General de Aguas, afirma la profesora Adriana Flores. Las malas prácticas de administración, la contaminación y los discursos demagógicos, entre las actividades humanas alteran el ciclo hidrológico. El 22 de marzo se celebró el Día Mundial del Agua para recordar la relevancia de este líquido esencial.

Es urgente que en México se tome en cuenta la iniciativa ciudadana que busca reformar la Ley General de Aguas Nacionales para cambiar radicalmente la forma de administrar y cuidar el líquido esencial para la vida, enfatizó la investigadora Adriana Flores del Centro Transdisciplinar Universitario para la Sustentabilidad (CENTRUS) de la IBERO, en el marco del Día Mundial del Agua.

 Las malas prácticas de administración y consumo del agua, la contaminación, las decisiones políticas erradas, los discursos demagógicos, el considerar el agua como una mercancía son sólo algunas de las actividades humanas que alteran el ciclo hidrológico, refirió la académica de la IBERO, universidad jesuita de la Ciudad de México. 

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), hasta el año 2019, se encontró que más del 99% del agua de los ríos, arroyos, manantiales y otros de los 6 mil cuerpos de agua que se monitorean en México están contaminados con coliformes fecales, con bacterias y metales pesados como el arsénico.

 Estas cifras oficiales demuestran que las personas usan los ríos como vertederos de agua sucia, acción que baja la disponibilidad de agua potable, asequible y segura. El agua que se consume en México no cumple con la Norma Oficial Mexicana NOM-127-SSA, recalcó la investigadora candidata del Sistema Nacional de Investigadores del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

A pesar de las evidencias que llaman la atención sobre la grave crisis hídrica en el país, las legisladoras y los legisladores creen que no es necesario modificar la Ley General de Aguas que desde el año 1992 ha beneficiado a los intereses económicos trasnacionales, ha abandonado a las personas, a la flora, a la fauna, y ha desatendido la cultura del agua, y ha fallado en las estrategias para mejorar los sistemas de saneamiento del agua, destacó la especialista.

Por otro lado, Flores Díaz pidió a las personas que, ante esta emergencia socio ambiental, cuidemos los bosques, porque los árboles se encuentran amenazados, no sólo por el cambio climático, sino por incendios provocados por la actividad humana como ocurre en este momento en la Sierra de Arteaga, Coahuila, que ha consumido más de 3 mil 500 hectáreas y afecta a los osos negros que habitan entre Coahuila, Nuevo León y Texas.

Los bosques están relacionados directamente con el agua, el cambio en los patrones de lluvia y temperatura exponen a los árboles a una muerte masiva, alertó la académica, quién realiza investigación enfocada al manejo de agua de ríos y su monitoreo en comunidades.

Además, recordó que el bosque de agua del Valle de México se encuentra amenazado por las constructoras que buscan "desarrollar" la zona a costa de la vida silvestre, la flora y la fauna endémicas y la vida humana.

Sin embargo, la profesora está convencida que el trabajo comunitario, el activismo, las campañas realizadas por las juventudes y las mujeres que trabajan directamente cuidando los cerros y los manantiales sagrados, tarde o temprano, ganarán la batalla.