Desarrollan en la IBERO esterilizador quirúrgico solar para zonas marginadas

Desarrollan en la IBERO esterilizador quirúrgico solar para zonas marginadas

Viernes 20 De Agosto De 2021
Pedro Rendón/DCI

Foto: Pedro Rendón/DCI

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estudiantes y docentes de Ingeniería Física de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México diseñaron y construyeron un Esterilizador solar de instrumentos quirúrgicos de bajo costo para zonas marginadas, que podría ser utilizado en clínicas de salud que no cuentan con un autoclave y que se ubican en poblaciones rurales donde hay frecuentes cortes de luz.

Debido a uno o ambos problemas, en algunas clínicas el equipo quirúrgico no es esterilizado después de ser usado en la atención de un paciente, y simplemente se lava con agua y jabón, lo que al no eliminar al 100% todas las bacterias puede ser un factor de riesgo de transmisión de enfermedades nosocomiales, explicó el Dr. Alejandro Ordaz Flores, académico del Departamento de Física y Matemáticas y coordinador de este proyecto.

No obstante que las clínicas en esos contextos sí esterilizan su instrumental, no lo pueden hacer a diario, sino tal vez una o dos veces por semana, cuando llevan su equipo quirúrgico al centro médico más cercano que tenga un autoclave.

Es por lo anterior que Ordaz Flores tuvo la iniciativa de conformar un grupo de físicos que se dedicara a desarrollar el Esterilizador solar de instrumentos quirúrgicos de bajo costo, cuya parte teórica y toda la modelación numérica fue realizada por la hoy egresada de Ingeniería Física, Sofía Bravo Vallejo.

Diego Navarro Fromm, estudiante de esa misma carrera, hizo el diseño físico y la construcción del prototipo. Y el maestro Rodrigo Cuevas Tenango, laboratorista, se encargó de la instrumentación del esterilizador, es decir, de instalarle los sensores de temperatura y presión necesarios para medir esas variables.

El autoclave solar de la IBERO, que servirá para esterilizar instrumentos quirúrgicos metálicos, cerámicos y de cristal -inmersos en agua-, que tiene un tamaño de 15cm x 15 cm x 15 cm, que le dan una capacidad volumétrica de 3.3 litros, fue diseñado para que en el interior de su cámara hermética y aislada del exterior alcance una temperatura de 150 grados centígrados, superior a los 121 grados centígrados que se requieren para matar toda bacteria.

Para calentar el fluido en su interior, el esterilizador utilizará un concentrador solar -parecido a una antena parabólica- con un área de 4 metros cuadrados en su superficie reflejante, que se encargará de dirigir todos los rayos del Sol a un mismo punto -llamado foco-, para así multiplicar la energía solar. Por ejemplo, si el área de la parabólica es 100 veces el área del foco, la energía del Sol se multiplicará por 100, lo que tendrá como efecto aumentar la temperatura dentro del esterilizador.

Al prototipo del Esterilizador solar de instrumentos quirúrgicos de bajo costo para zonas marginadas, que ya está construido, se le harán las primeras pruebas este semestre, para saber cuánto tiempo le tomará alcanzar los 150 grados centígrados -asumiendo una disponibilidad de energía de 500 kilowatts por metro cuadrado, que es el promedio de energía solar que se recibe la mayor parte del año en la Ciudad de México- y asegurar que es capaz de mantener esta temperatura hasta por una hora -tiempo requerido para esterilizar el instrumental-.

Posteriormente, se harán pruebas biológicas para confirmar que el instrumental queda libre de bacterias.

Por último, el doctor Ordaz mencionó que los autoclave para hospitales suelen ser equipos muy grandes que pueden costar a partir de 300 mil pesos, pero debido a que el esterilizador de la IBERO, universidad jesuita de la Ciudad de México, se diseñó para ser utilizado en clínicas de salud de zonas marginadas, se cuidó que su costo de producción apenas superara los 10 mil pesos -sin contar el precio de los sensores que lleva-.

Ciertamente, el autoclave de la Iberoamericana es pequeño, pero su tamaño es escalable y podría incrementarse de acuerdo a las necesidades de alguna clínica para esterilizar su instrumental quirúrgico. 

El Esterilizador solar de instrumentos quirúrgicos de bajo costo para zonas marginadas es un proyecto que forma parte de la línea de investigación Desarrollo de tecnologías con uso de energías renovables, registrada en la División de Investigación y Posgrado (DINVP) de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

BMMS