Celebramos la graduación virtual de egresadas y egresados de posgrado

Celebramos la graduación virtual de egresadas y egresados de posgrado

Jueves 15 De Abril De 2021
Valentina González/DCI

La Universidad Iberoamericana, a través de la División de Investigación y Posgrado, llevó a cabo la graduación virtual de 465 egresadas y egresados: 66 de especialidad, 332 de maestría y 67 de doctorado. Asimismo, 138 del total de estudiantes que concluyeron sus estudios recibieron mención honorífica.

El Rector de la IBERO, el Dr. Saúl Cuautle Quechol, S. J., quien participó en la ceremonia interactiva, realizada a través de la plataforma Hoppia, dijo a las y los graduados que les tocará enfrentarse a un mundo complejo que en los últimos meses ha cambiado en todas las áreas; lo cual exige respuestas a preguntas sobre el futuro que nos espera.
Una manera de responder es con una actitud de total aprendizaje de la vida. Comentó a los asistentes que están llamados a saber leer los signos de los tiempos y que a partir de la especialidad que han elegido deberán buscar el bien mayor para hacer más y servir mejor, para reconstruir el tejido social y cultural en un país que tiene muchas cosas por superar.
"Hagan que otras y otros, al momento de encontrarse con ustedes, puedan ser mejores personas. Logren que el mundo pueda cambiar a partir del modo en que les transmitimos nuestros ideales y propósitos y de lo que buscamos. La IBERO y la sociedad espera que ayuden desde sus profesiones a transformar la realidad; que en conjunto con la sociedad, generemos una cultura mejor a la que tenemos hoy en día", dijo el padre jesuita.
El Dr. Cuautle añadió que la IBERO da fe de que cada una de las personas graduadas tiene mucha generosidad para dar y construir el futuro. "El personal docente y jesuitas queremos que se les descubra por llevar los ideales ignacianos, queremos que sean reconocidos por sus acciones, por sus palabras, por el modo en el que deciden y optan en la vida; esto es lo que realmente deja huella en la historia", concluyó.
Por su parte, la Dra. Marisol Silva Laya, directora de la División de Investigación y Posgrado, dijo a los presentes que luchar contra la pandemia también requiere acortar las distancias y generar espacios para estar cerca y acompañados, por lo cual la ceremonia se promovió con el espíritu de reforzar los lazos que hacen comunidad.
La investigadora añadió que la formación especializada de un posgrado aún sigue siendo un privilegio en nuestro país, pues sólo el 8% de la matrícula de educación superior pertenece al posgrado y, sin embargo, la sociedad requiere contar con personas altamente calificadas en los diferentes ámbitos de la vida social y productiva para empujar una agenda sustentable en México, "de ese tamaño es el reto que cada uno tiene enfrente".
"La pandemia ha puesto a prueba nuestras capacidades, talentos y muchas ideas que habíamos construido sobre la manera en la que habitamos, estudiamos e intervinimos el planeta, sobre la forma en la que vivimos como sociedad. En nuestro país, ha puesto de relieve los enormes problemas que enfrentamos como pobreza, desigualdad, exclusión, degradación del ambiente enfermedades crónicas y fallas en servicios sociales fundamentales, entre otras", explicó Silva.
En ese sentido, agregó que es ahí donde se delinean áreas que demandad atención profesional y la convergencia de la acción decidida del gobierno, la ciencia, de la academia y de la ciudadanía en general. Enfatizó que cada una de nosotros puede hacer un aporte.
La vicerrectora académica, Mtra. Sylvia Schmelkes del Valle, reconoció el esfuerzo de quienes fueron estudiantes de posgrado para concluir sus estudios en estos tiempos, pues aseguró que hemos tenido que aprender a vivir en condiciones inéditas; por lo cual, como consecuencia ha habido un crecimiento y hemos aprendido a apreciar lo que antes se daba por supuesto.
Añadió que en las circunstancias actuales en las que la pandemia ha exacerbado los problemas y ha agudizado las desigualdades, ha salido condiciones estructurales que deben profundizarse y por ello egresar de un posgrado es un privilegio y titularse aún más. Confió que las y los egresados saben del compromiso al que está ligado ese privilegio.
"En la IBERO hemos trabajado con ustedes, con espíritu crítico sobre el análisis de los grandes problemas nacionales, hemos atravesados sus cursos con la reflexión continua sobre el aporte esperado de su formación de alto nivel. Las preferencias apostólicas de la Compañía de Jesús han estado como telón de fondo en estos diálogos y discusiones, en la necesidad de formar un mundo más justo, más humano, más pacífico. En la exigencia de contribuir al cuidado de la casa común, la demanda de caminar junto con los excluidos y vulnerados hacia su plena participación social", dijo la Vicerrectora.
Invitó a que lleven consigo la continua preocupación que deberá plasmarse en sus decisiones que, muchas veces, afectan a otros. "Nuestro compromiso debe reflejarse en que nuestro ejercicio profesional aporte junto con otros a la necesaria transformación de la sociedad".
Por su parte, el Mtro. Pedro Padierna Bartning, presidente del Consejo Directivo del Patronato de la IBERO, dijo a las y los egresados que con el título de posgrado que ya ostentan tienen la oportunidad de convertirse en líderes de cambio.
"Es un hecho que el futuro será diferente y debemos ser parte de la reconfiguración que requiere la humanidad. Debemos enfocarnos en diseñar los nuevos escenarios. En ese sentido, el modelo de educación jesuita y valores ignacianos nos invitan a reflexionar y discernir sobre cómo enfocar nuestro trabajo para el mayor bien y beneficio a los demás", añadió.
Les recordó que tienen frente a sí la responsabilidad de transformar a la sociedad con un liderazgo solidario, inspirado en la nueva realidad. Y que la IBERO está respondiendo al cambio siendo una universidad que centra sus objetivos en las personas y en su capacidad de servicio.
Agregó que el éxito pospandemia depende de una evolución aún más significativa en el estilo de liderazgo. Por lo cual, las 277 mujeres y los 188 hombres que egresan están llamados a convertirse en embajadores de la transformación. "Con su inteligencia, entusiasmo y preparación, deberán responder a las exigencias que demanda la sociedad. Porque el mundo exige más de ustedes que tienen las bases para construir un mejor futuro".
El evento tuvo como invitada especial a la cantante y compositora Vivir Quintana, quien deleitó a los asistentes con sus canciones.
Asimismo, contó con la presencia de autoridades de la universidad como el Dr. Luis Javier Cuesta, director de la División de Humanidades y Comunicación; Dr. José Antonio Morfín, director de la División de Ciencia, Arte y Tecnología; la Dra. Alma Polo, directora de la División de Estudios Sociales; y con el apoyo de la Dra. Julia Palacios, académica del Departamento de Comunicación, quien fungió como moderadora.
Durante el acto, las autoridades y participantes se unieron a las felicitaciones hacia las y los egresados y sus familias, sobre todo por haber concluido sus estudios en medio de la pandemia.